Control de Plagas desinfecciones y fumigaciones

Glosario de Plagas

Picudo rojo de la palmera

Picudo rojo de la palmera

Picudo rojo de la palmera

 

Picudo rojo de la palmera

El insecto pertenece al orden de los coleópteros (escarabajos) y a la familia de los curculiónidos (gorgojos). Su gran tamaño, entre dos y cinco centímetros, y color rojizo ferruginoso lo hacen inconfundible.

Adulto: Su tamaño es bastante grande, alcanza de 2 a 5 cm de longitud. Los insectos de esta familia se caracterizan por tener una prolongación de la cabeza en forma de pico ("rostro"), donde se sitúan las antenas en forma de maza y por su color rojizo (ferruginoso) muy característico. De ambas peculiaridades toma su nombre de "picudo ferruginoso" o también "curculiónido ferruginoso".

En el protórax presenta unas manchas negras muy visibles de tamaño y forma variable. A lo largo de los élitros destacan unas líneas estriadas, también de color negro.

Los machos se distinguen de las hembras por un "peine" denso y corto de pelos sobre el extremo del pico. La larva perfora galerías de más de un metro de longitud en los troncos.

La invasión en la Península.

La plaga apareció por vez primera en España en 1994, en el litoral granadino, en Almuñécar. Tanto aquella vez como las posteriores introducciones en diversos puntos de Andalucía oriental, Murcia y Levante, ha llegado a través de palmeras infectadas procedentes de Egipto u otros países del norte de África. En el levante español ataca tanto a las palmeras datileras (Phoenix dactylifera), a la palmera canaria (Phoenix canariensis) como a las ornamentales.

Cómo prevenir

El control de esta plaga es complicado y por el momento, a falta de método seguro, acaba con la eliminación de los pies afectados y los que se sospecha pudieran estarlo. La plaga ha llegado por el trasiego de palmeras de jardinería.

Dada las características y peligrosidad de la plaga lo más importante es su rápida detección. Para un diagnóstico fiable del estado de la palmera, se puede recurrir a una empresa o profesional cualificado, que pueden orientar en el procedimiento a seguir para tratamiento o prevención.

A tratar: palmeras por medio de riego con moto-bomba e inyección al tronco.

La poda y limpieza de la corona de las palmeras debe realizarse cada año solo en invierno, al ser esta época la de menor actividad de la plaga y seguidamente realizar un tratamiento insecticida en las zonas donde se hayan cortado hojas, para prevenir el decaimiento de las hojas, evitando así posibles focos de infestación.


 

Ha detectado la presencia de algún insecto o roedor no deseado, nuestro servicio técnico ha seleccionado una base de datos amplia de insectos y plagas para ofrecerle información sobre las características de las plagas e imágenes, los comportamientos, hábitats y consejos, visualice y seleccione el tipo de servicio.

Compartir