Control de Plagas desinfecciones y fumigaciones

Glosario de Plagas

Garrapatas

Garrapatas

Garrapatas

Las garrapatas pueden ser portadoras de la “fiebre botonosa mediterránea” en su saliva. Esta es una enfermedad febril y eruptiva producida por un germen (rickettsia), que suele verse al final del verano y es transmitida por la garrapata del perro. Su tratamiento antibiótico es curativo de forma eficaz y rápida.

Garrapata del perro - RHIPICEPHALUS SANGUINEUS

 

Garrapata del perro

Las garrapatas son un grupo de arácnidos ectoparásitos hematófagos de los vertebrados con una gran importancia médica y veterinaria. La gran mayoría de especies pueden picar al hombre, produciéndole desde lesiones locales hasta cuadros de parálisis generalizada.

Una picadura de garrapata puede provocar distintos cuadros clínicos, desde pasar desapercibida a producir una reacción local, una reacción alérgica con manifestaciones sistémicas (que puede desembocar en un shock anafiláctico), o una parálisis de origen tóxico, sin olvidarnos de las enfermedades que pueden transmitir en su condición de vectores 30.

Las garrapatas pueden ser portadoras de la “fiebre botonosa mediterránea” en su saliva. Esta es una enfermedad febril y eruptiva producida por un germen (rickettsia), que suele verse al final del verano y es transmitida por la garrapata del perro. Su tratamiento antibiótico es curativo de forma eficaz y rápida.

Si se produce una picadura, tome en cuenta estas recomendaciones:

Primeros auxilios:

  • Tranquilizar al afectado y hacerle saber que usted puede ayudarle.
  • Si un niño o una persona adulta experimentan una reacción alérgica, es importantísimo tener siempre a mano los medicamentos indicados por su médico por si esa situación se vuelve a repetir. Y acudir al momento a un centro de salud, si sabemos ya de reacciones alérgicas crónicas.
  • Existen diversos métodos para la eliminación de la garrapata adherida a la piel del paciente. Puede empaparse el artrópodo con cloroformo o petróleo. Otro método consiste el clavar en el caparazón de la garrapata un objeto punzante (por ejemplo, aguja intramuscular) candente.
  • Las garrapatas y sanguijuelas hay que desprenderlas con sumo cuidado ya que podría quedarse prendida la cabeza y originaría infecciones graves.
  • En el caso de las garrapatas, si ya está fuertemente adherida, trate de desprenderla echándole unas gotas de trementina o tocándola con una aguja caliente o la punta de un cigarrillo encendido.
  • Si aún así se mantiene prendida, no trate de separarla tirando de ella. Cúbrala con aceite, vaselina o cualquier otra pomada, impidiendo así la respiración del insecto; al cabo de media hora suele desprenderse.
  • Si tampoco este método diera resultado, coja la garrapata con unas pinzas (nunca la toque con los dedos), tirando de ella lenta y suavemente para no aplastarla y lograr que se desprenda totalmente la cabeza.
  • La retirada de la garrapata con pinza fina mediante tracción suave es, con diferencia significativa frente a los demás métodos, la forma idónea de proceder a su extracción ya que protege parcialmente del desarrollo de complicaciones clínicas y de la infección de microorganismos transmitidos por garrapatas.
  • Si quedara parte del capítulo (cabeza) con sus glándulas salivares en la piel de la persona afecta de una picadura, se procederá a su extirpación mediante bisturí, evitando así el riesgo de desarrollar parálisis neurotóxica.

Aconsejamos el uso de antibiótico en aquellos individuos que hayan arrancado el artrópodo manualmente y/o lo hayan manipulado con un método diferente a las pinzas, teniendo además en cuenta, siempre que no sea posible, la prevalencia de infección en la zona en la que se produjo la picadura, el tiempo que ha estado alimentándose sobre la piel (si es mayor de 72 horas el riesgo de que e parásito haya inoculado microorganismo es elevado), y la ansiedad que haya creado en el paciente.

La garrapata espera a su huésped en zonas con bastante vegetación, como por ejemplo en hierbas altas en jardines, muros, parques, o terrenos sin edificar.

Las especies más comunes en España son: Rhipicephalus sanguineus, Ixodes ricinus, Ixodes hexagonus y Dermacentor reticulatus, BacterCan 10 elimina eficazmente los huevos de estas especies, siempre que se lo utilice en la dilución recomendada.

Una hembra adulta de estas especies coloca entre 2.000 y 4.000 huevos, los cuales pueden sobrevivir hasta tres años en el medio ambiente. Son muy activos y abundantes en primavera y verano, aunque han sabido adaptarse a las bajas temperaturas del invierno.

Los trastornos más comunes que provocan las garrapatas en nuestros animales son:

  • Lesiones por la acción de sus mordeduras.
  • Efectos tóxicos ya que la saliva de la garrapata contiene enzimas y neurotoxinas que puede provocar parálisis (cuanto más cerca de la columna o del cuello se adhieran, más probabilidades hay de que produzcan dicha parálisis)
  • Debilitamiento y anemias al consumir grandes cantidades de sangre.
  • Transmisión de otras enfermedades (babesiosis, ehrlichiosis, borreliosis de Lyme, etc.)

ANNABRA aconseja utilizar BacterCan 10 para el aseo de los establecimientos, exteriores y viviendas a partir del mes Febrero extendiendo el mismo hasta finales de Octubre.


 

Ha detectado la presencia de algún insecto o roedor no deseado, nuestro servicio técnico ha seleccionado una base de datos amplia de insectos y plagas para ofrecerle información sobre las características de las plagas e imágenes, los comportamientos, hábitats y consejos, visualice y seleccione el tipo de servicio.

Compartir